sábado, 12 de mayo de 2012


CUIDA TUS ARTICULACIONES

SANTIVERI TE AYUDA Y TE LO PONE MUY FÁCIL

Porque...

...Es inevitable que, con la edad, comiencen a aparecer en nuestro cuerpo problemas artrósicos, artríticos y reumáticos fruto del desgaste que produce en nuestras articulaciones la actividad física diaria. Para retrasar en la medida de lo posible la aparición de estas molestias, o para paliar sus dolores una vez que han aparecido, hoy vamos a darte 10 reglas de oro con las que podrás mantener tus articulaciones en forma...

Pero...

1. Cuida de tu peso ideal: El sobrepeso puede generar molestias articulares y agravarlas cuando están presentes.

2. Haz ejercicio suave, con regularidad y constancia: Es el secreto para mantener y mejorar la función de la articulación.

3. Vigila tu postura: Duerme en una cama plana, con colchón sobre una base dura y siéntate con la espalda erguida y el respaldo adecuado, especialmente en el trabajo.

4. Evita la sobrecarga: Utiliza carritos para mover grandes pesos. Haz pequeños descansos cuando estés mucho tiempo en pie y practica ligeros estiramientos cuando hayas permanecido largo tiempo sentado.

5. Un calzado apropiado cuidará tus articulaciones: Usa un zapato cómodo para el pie y firme en el apoyo. La suela debe amortiguar el impacto. En ocasiones se requiere el uso de plantillas para mejorar el apoyo.

6. El frío ayuda a reducir la inflamación: El dolor de la articulación inflamada (roja y congestionada) suele aliviarse con la aplicación de frío en la zona (baños de agua fría, bolsas térmicas o hielo) o bien aplicando cremas o geles refrescantes.

7. El calor alivia el dolor y rigidez: La articulación entumecida o la musculatura contracturada también causan dolor que se calma con esterillas eléctricas, bolsas de agua caliente o aplicando cremas o geles con acción calor.

8. Adopta hábitos dietéticos saludables: Los alimentos que te aportan grasas tipo omega-3, vitamina C, pero también otras vitaminas y minerales antioxidantes, contribuyen a mantener en forma las articulaciones.

9. Alimenta específicamente tus articulaciones: Los cartílagos de las articulaciones sólo se construyen a partir de colágeno y componentes del cartílago. Por tanto, es necesario garantizar su aporte en la dieta habitual.

10. Los beneficios del agua: Las aguas termales, la hidroterapia o simplemente nadar, puede constituir un alivio y contribuir a la mejora de tus articulaciones.